Precauciones recomendadas contra el COVID-19 para el fin de semana del 4 de Julio

Viernes, 3 de julio de 2020 :: Oficina del Vicerrector Ejecutivo de Ciencias de la Salud

El Dr. John H. Krouse insta a tomar precauciones contra el COVID-19 para el fin de semana del 4 de Julio

Hace un mes nos parecía que la propagación del nuevo coronavirus (COVID-19) se estaba ralentizando y mucho estados, entre ellos Texas, comenzaron a permitir el relajamiento de las regulaciones para que los negocios pudieran abrir de manera gradual y se reanudara el comercio. 

Por desgracia, al empezar a relacionarse en comercios, restaurantes, bares, playas y otras actividades, muchas personas dejaron de seguir las recomendaciones de distanciamiento social y de usar protección facial. 

Como resultado, estamos viendo ahora un aumento aterrador de nuevos casos de COVID-19, con un incremento simultáneo de ingresos en unidades de cuidados intensivos, así como de muertes. 

No podemos seguir ignorando este alarmante incremento de casos de COVID-19 en nuestras comunidades, nuestro condado y nuestro estado. Si queremos detener esta rápida propagación y poner la enfermedad de nuevo bajo control, todos nosotros vamos a tener que esmerarnos y aplicarnos en el seguimiento de las directrices locales y de los CDC y en la práctica de los procedimientos apropiados para protegernos tanto a nosotros mismos como a los demás. 

Quiero ser franco: la responsabilidad de tomar firmes medidas de salud pública para poder reducir de nuevo la transmisión de este virus y disminuir el número de nuevos casos es de todos. 

Podemos hacerlo porque sabemos cómo, pero debemos actuar ahora.

El COVID-19 se contagia a personas de todas las edades (hace poco tuvimos un positivo en un bebé de 6 meses). Los jóvenes suelen creer que son invencibles y que no se contagiarán, o bien que, si lo hacen, serán casos leves y se recuperarán, pero no es tan sencillo.

En primer lugar, hemos visto complicaciones graves y muertes en personas de todas las edades, niños y jóvenes inclusive, así que ningún sector de nuestra comunidad es inmune al virus. 

En segundo lugar, aun cuando los jóvenes contraigan COVID-19 y se recuperen, podrían infectar a sus padres y abuelos por contacto directo en casa, y esos familiares podrían tener complicaciones más graves o incluso mortales. 

Además, incluso las personas asintomáticas pueden desplazarse dentro de la comunidad y transmitir la enfermedad a los demás. 

Estos hechos ponen de relieve lo importante que es que cada persona actúe de una manera que los proteja tanto a ellos mismos como a otros miembros de la comunidad.

Entonces, ¿qué podemos hacer?

ENFRENTAR LA REALIDAD

En primer lugar, debemos reconocer que el COVID-19 es real. Se trata de un virus peligroso y potencialmente mortal ante el cual muy pocas personas tienen protección inmune. Se propaga fácilmente en ambientes cerrados y no se limita a una edad, un género o un segmento de población concreto. 

SER RESPONSABLES

En segundo lugar, existen numerosas pruebas que demuestran que podemos disminuir nuestro riesgo de contraer coronavirus, así como de transmitirlo a los demás, si seguimos estas simples medidas:

  • Llevar protección facial y mascarillas.
  • Practicar el distanciamiento social.
  • Mantenerse a un mínimo de 2 metros (6 pies) de los demás.
  • Lavarse las manos a menudo.
  • Usar desinfectante de manos.
  • Quedarse en casa en caso de sentirse enfermo o de no encontrarse bien.
  • No reunirse en grupos de más de 10 personas. 

Mantener la seguridad tanto propia como ajena no es una cuestión política, sino de salud pública: es responsabilidad de todos. 

CELEBRAR DE MANERA SEGURA

En tercer lugar, sabemos que el fin de semana del 4 de Julio es un momento de grandes festividades para nuestro país: nos reunimos para celebrarlo con carne asada, cohetes y conversaciones fantásticas. Espero que podamos festejar juntos, pero sin dejar de pensar en la importancia de hacerlo de manera segura, para protegernos y cuidar de todo aquel que nos acompañe. 

¿NO SE SIENTE BIEN?

Por último, si sospecha que pueda tener COVID-19 o tiene síntomas como fiebre, escalofríos, tos de nueva aparición o falta de aliento, favor de hacerse la prueba y después quedarse en casa. 

UT Health RGV está recibiendo más de 10 000 llamadas al día en su Centro de Comunicación con el Paciente.

Hemos procesado más de 20 000 pruebas en nuestro laboratorio, entre ellas las de COVID-19 realizadas a 13 594 personas del VRG.

Además, ofrecemos pruebas rápidas y precisas tanto para niños como para adultos. Si necesita hacerse la prueba, favor de llamarnos para programar una cita.

Además, es importante que todos en UTRGV usen estas preguntas universales de detección desarrolladas de conformidad con las directrices de los CDC. Para descargar o imprimir una copia del documento oficial con las preguntas de detección, favor de hacer clic aquí* (hacer clic aquí para consultar las preguntas en español).

UT Health RGV* cuenta con un amplio equipo de personal de atención primaria y de especialistas que también prestan servicios de telemedicina. Si necesitan recibir atención médica de un profesional de la salud, pueden llamar al Centro de Comunicación con el Paciente al 833-UTRGVMD. También continúan abiertas las clínicas de salud para el personal de UT Health RGV en Edinburg* y Harlingen*. Los estudiantes que respondan afirmativamente a cualquiera de las preguntas deberían llamar a la Oficina de Servicios de Salud para el Alumnado de UTRGV al (956) 665-2511 (Edinburg) o al (956) 882 -3896 (Brownsville), o bien a su médico.

Recuerde que el COVID-19 sigue siendo un grave riesgo para todos los miembros de las comunidades de El Valle del Río Grande. La responsabilidad de disminuir la propagación del virus y controlar esta enfermedad nos concierne a todos. 

*Disponible solo en inglés.

Fuente: Mensaje enviado por correo electrónico desde la Oficina del Vicerrector Ejecutivo de Ciencias de la Salud el 3 de julio de 2020.