Actualización de UT Health RGV sobre la temporada de gripe y el nuevo coronavirus (2019-nCoV)

Martes, 11 de febrero de 2020 :: Oficina del Vicerrector Ejecutivo de Ciencias de la Salud

Como actualización a nuestro mensaje anterior del 24 de enero, continuamos dando seguimiento a la gripe y al nCoV-2019 (nuevo coronavirus), así como a su posible impacto en nuestra comunidad universitaria, además de seguir colaborando con las autoridades sanitarias locales y estatales. 

Actualización sobre la temporada de gripe

Nos gustaría recordar a la comunidad de UTRGV que estamos en plena «temporada de gripe» y que en Texas estamos experimentando actividades y síntomas gripales por encima de lo normal.

«La gripe» es una enfermedad contagiosa causada por un virus que puede infectar la nariz, la garganta e incluso los pulmones, y que puede propagarse muy fácilmente a través de pequeñas partículas cuando las personas infectadas tosen, estornudan o hablan. Este virus puede cambiar de un año para otro, de ahí que la vacunación anual contra la gripe pueda evitar que usted y sus seres queridos se contagien y sufran complicaciones asociadas como afecciones respiratorias y cardíacas graves.

Además de la vacuna, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan los siguientes consejos para evitar la propagación de la gripe (fuente: Medidas preventivas diarias para ayudar a combatir gérmenes como el de la influenza): 

  • Evitar el contacto directo con personas enfermas.
  • Quedarse en casa si se está enfermo.
  • Cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar.
  • Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón o con un desinfectante para manos a base de alcohol.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Practicar otros buenos hábitos de salud.

Actualización sobre el nuevo coronavirus:

En el momento de escribir estas líneas no hay casos confirmados en el estado de Texas (Casos en EE. UU.*).

La mejor manera de prevenir la infección es tomar precauciones para evitar la exposición al virus similares a las que se toman contra la gripe. Los CDC recomiendan siempre las siguientes medidas preventivas cotidianas para ayudar a prevenir la propagación de virus respiratorios:

  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Si no hay agua y jabón, usar un desinfectante para las manos a base de alcohol.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca sin haberse lavado las manos.
  • Evitar el contacto directo con personas enfermas.
  • Quedarse en casa si se está enfermo.
  • Cubrirse al toser o estornudar con un pañuelo desechable y luego tirarlo a la basura.
  • Limpiar y desinfectar los objetos y las superficies que se toquen con frecuencia.

Según consta, los pacientes con una infección confirmada de 2019-nCoV padecen una enfermedad respiratoria de leve a grave con síntomas de:

  • Fiebre.
  • Tos.
  • Dificultad para respirar.

En este momento, los CDC creen que los síntomas de 2019-nCoV pueden aparecer a tan solo 2 días o hasta 14 días después de la exposición, lo cual se basa en lo observado con anterioridad como período de incubación de los coronavirus SROM.

Si tiene fiebre, tos o dificultad para respirar, y ha viajado a China, se ha visto expuesto a un viajero enfermo de ese país o bien a una persona infectada con 2019-nCoV en los últimos 14 días, debe ponerse en contacto con su médico. Asegúrese de llamar antes de ir a la consulta de su doctor o a la sala de emergencias para evitar una posible propagación.

Para aprender más sobre el nuevo coronavirus 2019, favor de consultar las preguntas frecuentes de los CDC.

*Disponible solo en inglés.

Fuente: Mensaje enviado por correo electrónico desde la Oficina del Vicerrector Ejecutivo de Ciencias de la Salud el 11 de febrero de 2020.